Si pudiéramos asir la vida nunca la dejaríamos ir, pero se va se escurre, vuela.